Política de calidad

El Sistema de Gestión de CÁRNICAS MALDONADO cumple todas las exigencias normativas y legales vigentes referentes a los productos comercializados por la empresa, así como los requisitos de los clientes y de la norma ISO-9001 que le es aplicable, y otros compromisos que CÁRNICAS MALDONADO suscriba.

La situación actual del mercado, con clientes cada vez más exigentes y preocupados por la calidad y por la seguridad alimentaria, nos ha llevado a desarrollar un Sistema de Gestión que abarque todos estos aspectos, con el fin de conseguir que nuestros clientes estén satisfechos con el servicio y producto que les damos, que seamos competitivos frente a otras empresas del sector cárnico y que mejoremos continuamente el trabajo que realizamos con la máxima seguridad en nuestros productos.

 

CÁRNICAS MALDONADO plantea sus procesos en base a un conjunto de directrices básicas que asegura en todo momento:

  • Velar por la plena satisfacción de nuestros clientes en cuanto al producto que le suministramos y el servicio que le damos.
  • La Calidad es lo primero a tener en cuenta en la realización de nuestro trabajo y elaboración de nuestros productos. Así como la trazabilidad y seguridad alimentaria de las mismas y el cumplimiento de todos los requisitos legales que sean de aplicación.
  • Mejorar continuamente todas las actividades de la empresa y en consecuencia la eficacia de nuestro Sistema de Gestión y Seguridad Alimentaria.
  • Garantizar la seguridad e higiene en el trabajo a todos los empleados
  • Asegurar la mejor calidad y seguridad de las materias primas que nos suministran nuestros proveedores, de modo que sólo trabajamos con canales y carnes de cerdo ibérico de la más alta calidad.
  • Procurar un sistema ágil de comunicación con todas las partes implicadas (proveedores, clientes, autoridades) en lo relativo a la calidad y seguridad de nuestros productos.
  • Maximizar la Calidad e Inocuidad de nuestros producto mediante:
  • la obtención de la mejor materia prima disponible en cuanto a calidad organoléptica e higiénico-sanitaria.
  • la aplicación de unas buenas prácticas de fabricación mediante la permanente formación de nuestros empleados.
  • selección y evaluación continua de proveedores.
  • la vigilancia constante de todas las etapas de nuestros proceso, para poder actuar de inmediato en caso de detectarse alguna anomalía.

 

Fdo.: Manuel Maldonado, Director General

Alburquerque, 05 de marzo de 2016